www.fallenangelofrock.com


  • Responder al tema

<<CRÍTICA NOVEDADES>> STATION - STATION (77/100)

Comparte

#HardRock_&_AOR
Fallen Angel Gold

MENSAJES : 1300
24042015

<<CRÍTICA NOVEDADES>> STATION - STATION (77/100)

Mensaje por #HardRock_&_AOR




STATION - STATION

77/100


DISCOGRÁFICA: STATION
ESTILO: HARD ROCK
PRODUCTORES: ANTHONY LOPARDO, RAY MARTE y STATION


MÚSICOS:
PATRICK KEARNEY: VOZ
CHRIS LANE: GUITARRA
MIKE ANDERSON: BAJO
JUSTIN RYAN GAYNOR-ADELMAN: BATERÍA


TRACKLIST:
I DON'T WANT TO KNOW YOUR NAME
EVERYTHING
DRESSED TO KILL
ARE YOU SLEEPING ALONE
TRUE BELIEVER
WITH ME TONIGHT
BITTER WITH THE BETTER
MORE THAN ENOUGH
NO WAY OUT
WAITING FOR YOU
NEVER SAY NEVER
I CAN'T LIVE WITHOUT YOU
WILDEST DREAMS
SHOT OF LIFE
ONE AND ONLY



Procedentes de NYC, Station lo forman cuatro tipos que ya grabaron hará un par de años un Ep titulado "Wired" por lo que tecnicamente este homónimo larga duración no es su debut. Dicho Ep recibió buenas críticas pese a solo contener cuatro temas, dos de los cuales han incluido en este último que nos atañe y ello les consiguió el puesto de telonero en numerosos conciertos de bandas y solistas más veteranos venidos a menos.

Desde entonces, en el grupo ha habido cambio de batería, (por lo visto en youtube han probado a varios en ese intervalo) que no de estilo ni de prestación a la hora de tocar ya que ambos, el anterior y el actual Justin Ryan tocan francamente bien, aunque tengo mis dudas de que este último haya sido quien haya grabado el disco y no otro, dado lo mal que hace el playback en los videoclips.

Lo primero que destaca para bien o para mal es la peculiar voz de su solista Patrick Kearney cuyo tono recuerda a cantantes muy chillones del estilo de Tony Harnell, Tony Mills, Joe Elliot o Sebastian Bach, con la diferencia de que Patrick transmite poca seguridad de llegar a los tonos que pretende, no sé si me explico... siempre al borde del gallo. Al final llega pero la sensación, al menos a mí, me resulta extraña. Pese a todo, en estudio da la talla, otra cosa será el directo, pero eso aquí poco importa.

De la guitarra se encarga Chris Lane, cuyo trabajo con los solos es fantástico y algo parecido a la hora de tirar de riffs contagiosos. Hay algunos momentos guitarrísticos realmente gloriosos en este disco, con potencia y sensibilidad a partes iguales.

El bajo de Mike Anderson es correcto y no destaca en ningún aspecto, si bien empasta con la banda a la perfección, que es lo exigible cuando no eres Billy Sheehan.

Producido por unos desconocidos (para el que suscribe), el sonido es casi perfecto, natural y potente, con una masterización impecable.

La cuestión importante es que a los pocos segundos de cada canción el pie ya se mueve a su ritmo y entran con una facilidad bárbara, y salvo alguna excepción que comentaremos más tarde (el disco va de más a menos), rayan a gran nivel. Station no inventan nada y creo que por el bien de su carrera artística es casi mejor, sabiendo que los escasos aficionados a este estilo hard rockero son en su mayoría poco aficionados a las modernidades y a lo que se salga del sota, caballo y rey.

Es disco arranca con el tema titulado "I don't wanna know your name" que recuerda en su inicio a unos Ratt de la época gloriosa, cosa que desaparece después, para mimetizarse con grupos como Skin en una gran canción, alegre y sencilla. Buen comienzo.

"Everything" es el primero de los temas ya incluidos en "Wired", bastante conocido ya por todos, ya que data de 2013 y es una deliciosa mezcla de Def Leppard con Bad Company, cuyo estribillo va directo al cerebro. Tremendo.

"Dressed to kill" se nos presenta en otra onda más tirando hacia Skid Row, y es que parece una versión de "Monkey business", salvo en el estribillo coral que la deja a una gran altura. Será por la voz y sus agudos imposibles, voz que se queda con el culo al aire en la parte central sin música. Marchosa.

"Are you sleeping alone" es la protagonista del primer videoclip y resulta bastante más calmada en una onda Foreigner bastante suave y melódica. Los punteos intermedios y el principal son de 10 como la canción en sí.

"True believer" es el otro tema rescatado del Ep "Wired" y es también muy melódica y bastante rápida, con unos arpegios de guitarra típicos de Eddie Van Halen en las estrofas que son la base de la canción. Estupenda canción con un no menos estupendo estribillo.

"With me tonight" sigue por la senda de la melodía en plan Bad English / Journey y resulta entretenida pese a lo sobado del título.

"Bitter with the better" retoma el camino cañero, resultando aportar mucho ruido y pocas nueces. Suena bien, pero es poco original.

"More than enough" es una perfecta representación del Hard Rock que se hacía hace 25 años con un estribillo en plan himno. En la media.

"No way out" resulta demasiado parecida a la anterior pese a ser más rápida y a la mimetización de Chris con Eddie Van Halen. Floja.

"Waiting for you" es una sopórifera balada ya oída cien veces en la onda de "Every rose has..." con todos sus tópicos y como comprenderéis, en mi caso, no resiste el menor análisis. Next.

"Never say never" ya es harina de otro costal, volviéndome a recordar en algunas fases a los Ratt del "Invasion of..." y a los viejos Kiss en otras. De lo mejor del disco.

"I can't live without you" es la segunda balada y tiene bastante más alma que la primera recordando a Skid Row cuando se ponían retozones... además cuenta con un punteo de órdago. Buena y disfrutable.

"Wildest dreams" (parece que no han gastado muchas neuronas en escoger los títulos) es otro himno hardrockero yankee de finales de los '80 que suena a miles de grupos. Pasable.

Nos acercamos al final con "Shot of life" que suena en la onda de cualquiera de los grupos del hacha ingles Mike Grey con unas destacables y adictivas voces y la ayuda de teclados. Notable.

Con "One and lonely" llega el final. Más melódica que las precedentes, cuenta con buenas estrofas y un estribillo a base de "uuuuoooohhhh, uooooohhhh" bastante vulgar. Pero el punteo lo vuelve a arreglar... ¡qué gusto tiene este chaval con la guitarra!

El disco tiene muchos detalles de grupo grande y pocos de grupo principiante y poco hecho como la poca originalidad en los títulos, resultando globalmente satisfactorio. Es destacable el trabajo del guitarrista Chris que destaca por encima de todo lo demás y la extraña voz de Patrick en algunas ocasiones, que puede ser una paranoia mía.

Recomendable para los amantes del hard rock que se hizo en los States entre 1988 y 1991, un cuatrienio mágico que no se repetirá y que a mí me pone nostálgico... Station nos lleva a esa gloriosa época, cosa que no todos consiguen.

Chavalería rockeando, que es lo que hace falta.

AUTOR: Óscar L. González (Mendo)
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

Mensaje el Vie 24 Abr 2015, 23:07 por PeterGriffin



Mensaje el Vie 24 Abr 2015, 23:07 por PeterGriffin

Mensaje el Jue 21 Mayo 2015, 00:07 por PeterGriffin

Mensaje Hoy a las 17:22 por Contenido patrocinado

  • Responder al tema

Fecha y hora actual: Miér 07 Dic 2016, 17:22