www.fallenangelofrock.com


  • Responder al tema

<<CRÍTICA NOVEDADES>> THE VAL - HEADING FOR THE SURFACE (82/100)

Comparte

#HardRock_&_AOR
Fallen Angel Gold

MENSAJES : 1300
08022015

<<CRÍTICA NOVEDADES>> THE VAL - HEADING FOR THE SURFACE (82/100)

Mensaje por #HardRock_&_AOR




THE VAL - HEADING FOR THE SURFACE

82/100


DISCOGRÁFICA: AUTOFINANCIADO/AOR HEAVEN
ESTILO: ROCK MELÓDICO/AOR
PRODUCTOR: ALFONSO SAMOS


MÚSICOS:
GABRIELLE DE VAL: CANTANTE Y COROS
ALFONSO SAMOS: GUITARRAS ELÉCTRICAS Y ACÚSTICAS, TECLADOS, ARREGLOS Y COROS
ALEX MORELL: BAJO
RUBÉN BERENGUENA: BATERÍA
TONY ORTEGA: TECLADOS


TRACKLIST
HEADING FOR THE SURFACE
WISH YOU ALL THE BEST
CRUSADERS
ROSES & CHAINS
UP TO WHERE U ARE
SHE’S DUMB AND BLIND
STARDUST
MY HEART IS BEATING
I SAW HIM FIRST
BREATHE ME IN
WRECKAGE OF MY HEART
BORDERLINE



Cuando uno escucha un disco y tiene la sensación de estar escuchando algo con ese rasgo tan difícil de definir en el rock como es la clase, lo disfruta, le gusta, se fija en algunos detalles, se deja hechizar por la voz de su cantante. Después de pasar unos días sin escucharlo lo vuelve a poner y le parece todavía mejor que las primeras veces, y se pregunta cómo ha estado tantos días sin escucharlo. Cuando esto ocurre es que está ante algo especial.

Gaby de Val habría sido quemada en la hoguera siglos atrás por sus indiscutibles poderes. Lo extraño es que ahora no esté su voz en la lista de sustancias que parece que son inofensivas pero que provocan adicción. Pero claro, una bonita voz o una excelente interpretación sirven de poco si no forman parte de un conjunto que no es, ni más ni menos, que la música, una canción. Gran pecado es ese que cometen tantos cantantes que, amparados en su potencia, su timbre o su técnica hacen exhibicionismo sensacionalista para impactar a los indefensos mortales, sin darse cuenta de que no es más que un número circense la mayoría de las veces.

Aquí Gaby no tiene nada que temer, pues está sujeta por una red salvavidas: unas composiciones que, debe de ser cosa también de brujería, esconden poderes sobrenaturales que obligan al oyente casual a transformarse en adicto. Es posible que sea ese mágico tono melancólico que hace de cubierta a una extraña sensación de optimismo inocente, algo esotérico. Y no es que no haya referencias reconocibles, desde el AOR del estilo Toto hasta ecos lejanos de Mike Oldfield. Todas esas influencias pasan a sonar al estilo The Val. Toman cosas que suenan a algo de aquí y de allí pero en realidad es como si lo hubiesen inventado ellos. Parece que quisieran eliminar todo aquello que suene a crudo, a directo, a poco hecho. Y es que desde luego el sensacionalismo no es lo suyo. En Heading for a surface, no se recurre a trucos de segunda categoría, rehúyen lo fácil.

Comparado con su anterior Back (2011), este nuevo álbum suena más contundente, más rotundo, lo cual se agradece ya que Back adolecía de esta característica, a pesar de ser un disco que ya quisieran muchos. En éste las guitarras están más presentes (magnífico el trabajo de Alfonso Samos), las estructuras son más corporales y, quizás, inmediatas a pesar de su trabajada elaboración. Ejemplos tenemos en canciones como las rockeras “Up to where you are” o “Roses & chains”. Aunque si lo que quiere el oyente es una balada diferente, de altura, ahí tiene “She’s dumb and blind”; o quizás la estupenda “Stardust”, de reminiscencias blues y que me recuerda a “Stop” de Sam Brown.

Y temazos hay unos pocos, además de los nombrados: en “My heart is beating” parecen huir como del demonio de las repeticiones y los lugares comunes, para lo que enriquecen la canción con detalles, cambios y subestribillos (no sea que sin querer salga una canción “normal”). “I saw him first” es la depuración del estilo de canciones incluidas en Back: superclase, elegancia, gusto por el detalle… La que le sigue en orden en el disco no es ninguna tontería, “Breathe me in” es una especie de conmovedor medio tiempo, muy contenido, en el que la voz de Gabrielle de Val parece estar a punto de quebrarse y pone los pelos de punta. Alfonso Samos está fantástico en esta canción en los arreglos y los solos, además de dotar de intensidad al puente. Igual de brillante está en la rápida “Wreckage of my heart”, donde aporta unos arpegios enormes; si alguien puede sacarse el estribillo de esta canción de la cabeza está a un paso de ser un héroe.

Retoman el aspecto folk en “Borderline” para cerrar el disco. Una preciosa canción.

¿Se les puede pedir más después de escuchar un disco tan hermoso como éste? Sí: me encantaría poder escucharlo cantado en español. Si es que nunca estamos a gusto. Así pues, como cantan ellos al comienzo de su disco: “I wish you all the best”.

AUTOR: Joserra
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

Mensaje el Dom 08 Feb 2015, 18:51 por PeterGriffin

Mensaje el Dom 08 Feb 2015, 20:28 por Josep

No sé porque éstos grupos se empeñan tanto en cantar en inglés , me suenan todos igual , creo que tendrían que cambiar de formato y hacer obras conceptuales cómo los trabajos de Alhandal o Dry River....

Mensaje Hoy a las 15:08 por Contenido patrocinado

  • Responder al tema

Fecha y hora actual: Mar 06 Dic 2016, 15:08