www.fallenangelofrock.com


  • Responder al tema

<<CRÍTICAS NOVEDADES>> KEE MARCELLO - JUDAS KISS (70/100)

Comparte

#HardRock_&_AOR
Fallen Angel Gold

MENSAJES : 1300
06062013

<<CRÍTICAS NOVEDADES>> KEE MARCELLO - JUDAS KISS (70/100)

Mensaje por #HardRock_&_AOR




KEE MARCELLO - JUDAS KISS

70/100


DISCOGRÁFICA: 7HARD
ESTILO: HARD ROCK
PRODUCTOR: KEE MARCELLO


FORMACIÓN
KEE MARCELLO: GUITARRAS, TECLADOS Y VOCES
KEN SANDIN: BAJO
MIKE TERRANA: BATERÍA Y PERCUSIÓN


TRACKLIST
ZOMBIE
DOG EAT DOG
STARLESS SKY
I'M STONED
DEAD END HIGHWAY
JUDAS KISS
AND FOREVFER MORE
COMING HOME
GET ON TOP
THE HARDER THEY COME
DEAD GIVE AWAY
LOVE WILL TEAR US APART
METAL BOX



Esperaba con ganas el nuevo trabajo de Kee Marcello, nueve años después del último  con material original, Melon Demon Divine, el cual resultó verdaderamente interesante y atractivo, con una propuesta diferente. Con Judas kiss, Kee Marcello no se aleja demasiado en cuanto a planteamiento pero sí en otros aspectos: desde la producción, tan limpia como la contabilidad de Tony Soprano, hasta el tratamiento de los temas y su ejecución. En realidad, el álbum es decididamente irregular, con una primera parte bastante atractiva y una segunda en la que en ocasiones uno no da crédito a lo que está escuchando.

En esa primera parte estarían las cinco primeras canciones: un comienzo prometedor con “Zombie”, muy buen tema con un estribillo adornado con unos coros muy eficaces y la batería de Mike Terrana marcando territorio. El single, molón como pocos, y el medio tiempo “Starless sky” cuyo estribillo me trae inevitablemente a la memoria el de  “Hail, hail” de Harem Scarem. “I’m stoned” es un tema con un ritmo pesado, con varios ruiditos y voces tratadas por todos lados que si bien no molestan tampoco es que hagan nada especial; el tema mejora en el preestribillo y el estribillo, con los coros que se van haciendo característicos en todo el álbum. Acaba esto que he llamado primera parte con “Dead end highway”, otro tema de guitarras pesadas con melodías vocales y un estupendo estribillo.

Hasta aquí podemos sacar varias conclusiones: el sonido es sucio, casi molesto a veces porque no permite diferenciar los detalles con claridad, los riffs de guitarra son muy efectivos, los coros se convierten en una marca de estilo, Kee Marcello a la voz cumple lo suficientemente bien pero en los solos no deslumbra, aunque es perfectamente reconocible en las escalas, si bien cuando no coge carrerilla parece algo perdido (quizás esto sea cosa mía, pero la sensación es inevitable).

Ahora comienza el asombro. La canción de da título al disco no sé si es un despiste o es que a Marcello le da igual, pero el estribillo ya lo había utilizado en “Dog eat dog”. El asombro se transforma en espanto cuando llega “And forever more”. La canción, que cuenta con la colaboración de Akane Liv en la voz, es una poco original composición (vamos a utilizar este término para entendernos aunque sea bastante impreciso) en la que el guitarrista sueco fusila sin pudor el estribillo de “Girl from Lebanon” de Europe. El solo de guitarra impacta por lo desacertado.

Posteriormente parece querer imitar a Axel Rose en “Coming home”, resultona aunque poco original, en la que el solo totalmente reconocible de escala descendente empieza a sonar poco inspirado. “Get on top” quiere sonar a AC/DC (incluso en la voz) y uno empieza a temer que Marcello esté perdiendo el rumbo. El comienzo de “The harder they come” es como el de “Judas kiss”; aquí la inspiración ha desaparecido definitivamente, por lo que hay que buscarla en el “Enter sandman” de Metallica. Por otro lado, las voces malotas del final del estribillo resultan ciertamente infantiles.

Como ese comienzo de las canciones antes mencionadas parecen gustarle, vuelve a usarlo en “Dead give away”, con unos gritos al principio que parece que en cada canción le agradan más. Al menos, esta canción tiene unas guitarras rítmicas en las estrofas más atractivas y, a pesar de que la canción no sea nada del otro mundo, el trabajo de éstas en el estribillo es potente y entretiene.

En el final  del disco se gana un punto con la versión de “Love will tear us apart” de Joy division, a la que saca un provecho sorprendente con un tratamiento a lo U2 bastante acertado. Y el cierre con “Metal box” eleva el nivel: se trata de una canción más trabajada con cambios de ritmo que la hacen muy atractiva. Aquí sí, el solo es mejor.

Así tenemos por un lado un trabajo potente, sucio en ocasiones, con estructuras clásicas pero apariencia más actual. Un trabajo como decía irregular aunque entretenido, con algunas virtudes y al que se le puede hacer más de un reproche, lo que le resta credibilidad y seriedad.

AUTOR: Joserra
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

  • Responder al tema

Fecha y hora actual: Sáb 03 Dic 2016, 05:43