www.fallenangelofrock.com


    Yo, también (Yo, también) (2009)

    Comparte

    Lord Ford Sammet
    STAFF

    SEXO : Masculino
    ZODIACO : Tauro

    MENSAJES : 7774
    EDAD : 35

    Yo, también (Yo, también) (2009)

    Mensaje por Lord Ford Sammet el Sáb 12 Ene 2013, 14:37



    CRÍTICA CON SPOILER


    Un drama español interesante bien dirigido.

    "Yo, también" es una película española escrita y dirigida por Álvaro Pastor y Antonio Naharro.

    Se trata de un drama sobre la discapacidad, en concreto sobre la aceptación e integración en la sociedad actual de las personas con síndrome de Down. Integración en todos los aspectos: académicos, laborales, personales…

    Realmente se ha hecho un correcto trabajo en la película, ya que siendo una historia dura por la temática, donde a priori podríamos tener cierto prejuicio (antes de verla se podría pensar que es una película hecha con el único propósito de hacer llorar, fácilmente lacrimógena, etc..) esto no resulta así, pues la narración está bien llevada, de forma muy sencilla y amena, de fácil visionado. Es indudable que el trabajo está hecho para Pablo Pineda, el personaje con síndrome de Down real, que destaca gracias a unos buenos diálogos del guión. Pero tal vez por encima quede Lola Dueñas, que está espléndida y por esta interpretación se llevó el premio del festival de San Sebastián y el Goya a la mejor actriz.

    La película no es perfecta, es un film bueno, correcto, con algunas cosas brillantes y algunos errores, donde en momentos puntuales el guión se hace más blando.

    Hay algunos momentos muy graciosos que nos hace tener mucha empatía con los personajes protagonistas, sobre todo cuando están juntos y se ve la complicidad que hay entre ellos. El pelo de Lola Dueñas será importante y estará referenciado durante toda la película. Daniel (Pablo Pineda) siente un amor incondicional por Laura (Lola Dueñas) y le comenta cosas sobre su pelo. Ella es una persona que no está equilibrada, durante más de la mitad de la película tiene el pelo rubio teñido, totalmente simbólico, queriéndonos decir que no sabe realmente quién es, padece una crisis de identidad, hace cosas que realmente no desea, se autodestruye para olvidar un oscuro pasado, cuyo tratamiento me parece una de las cosas brillantes de la película, pues cuando se va resolviendo todo, nunca se nos dice cual fue el problema entre ella y su padre. Esto me hizo recordar la película “Una historia verdadera” de David Lynch, donde un hermano viaja toda la película para ver al otro, después de muchísimos años sin hablarse, y cuando se ven es como si no hubiera pasado nada, pero lo que me hizo recodar realmente esta película de Lynch es que tampoco se dice el motivo del enfado, no se mete a indagar algo que es muy personal; se trata de forma muy elegante a mi parecer, es cosa de hermanos, o de padre e hija, el espectador se queda fuera de ese ámbito personalísimo.

    Cuando Laura viaja a Madrid se dejará el moreno natural en su cabello, un claro simbolismo de lo que quiere hacer este personaje: quiere ser más auténtico, redimirse, ser una persona sin artificios, no ocultar la realidad y dar el paso que debió haber dado hace tiempo, afrontar la enfermedad de su padre y el encuentro con sus familiares, dejar la vida de alcohol y noches sin recuerdo, e intentar cambiar la vida que llevaba. Pelo negro, día de año nuevo, vida nueva, muy bien hilvanado.

    Por el contrario, el final que resulta algo incongruente, pues cuando al final parece que Daniel y Laura acabarán juntos (puede parecer irreal), ella dice que hará el amor por primera vez, pues los encuentros del pasado simplemente eran sexo sin sentimientos; pero también le dice que será la única vez que haga esto con Daniel. Resulta chocante mirado de varias maneras, ella por hacer algo por amor, pero que no es amor, pues no lo quiere hacer perdurar en el tiempo….y Daniel, sabiendo esto, ceder a ello como si de un pacto de compraventa carnal se tratara, dejando sus fieles convicciones de amor por un momento de pasión. Me esperaba un rechazo en ese momento del personaje de Daniel, esperaba que se diera media vuelta y dijera por ejemplo que “aquí no se hace de sexo gratuitamente”, o cualquier otro final, pero bueno, hay muchas, muchísimas formas de interpretarlo. Y aunque ella haya tenido muchísimas relaciones, y una más no le resulte difícil de tener, después de la redención (cambio de pelo, su padre la perdonó), ella sigue con el mismo proceder, mantener relaciones sexuales esporádicas, chocando con su nueva vida de intentar ser más equilibrada. Resulta algo incoherente o incongruente tal y como se venían sucediendo los acontecimientos.

    En último término mencionar la BSO, ganadora al goya a la mejor canción en 2009. El título es “Yo, también” y está compuesto por el grupo “La casa azul”; el tema sale justo al final de la película comenzando los créditos, y también hay una versión instrumental a piano ya muy avanzado el metraje del film, bonita.
    Una película interesante.

    Mi nota: 6/10

      Fecha y hora actual: Mar 06 Dic 2016, 07:08